Marrakech

¡Compartir!

Qué ver en tres días en Marrakech

Si solo tienes tres días en Marrakech y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí.

Marrakech es una ciudad única, completamente diferente al resto. Una ciudad caótica, pero con una cultura fascinante. Es increíble que un país tan diferente se encuentre tan cerca de nosotros. Desde que aterrizamos en Marruecos, fue toda una experiencia de sabores, colores, olores, caos, cultura, etc. que la hizo única.

Antes de nada, te recordamos que Marruecos no está cubierto por la seguridad social europea por lo que, si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡5% de descuento!

Marrakech 1

Qué ver en tres días en Marrakech

DÍA 1: empezamos con el choque cultural…

En primer lugar, antes de comenzar con la planificación, Marrakech cuenta con un solo aeropuerto, el aeropuerto de Menara (RAK) que se encuentra a tan solo 6 km de Marrakech. La opción que nosotros escogimos para bajar al centro y la más recomendable es un transfer/traslado privado del aeropuerto al hotel. Sale más económico que contratar un taxi en el aeropuerto. Lo reservamos en este enlace.

El primer día, como en la mayoría de las ciudades, nosotros realizamos el free tour por la ciudad de Marrakech. Es muy recomendable reservarlo con antelación dado que las plazas se agotan. Os dejo el enlace. Este tour dura unas cuatro horazas (aunque sea largo, merece la pena) y, nos permitió conocergran parte del centro de Marrakech. Nuestro guía Alí nos fue contando de manera muy amena toda la historia de la ciudad acompañándolo de sus propias recomendaciones que seguimos al pie de la letra.

Comenzamos la visita junto a la Plaza Jamaa el Fna, el centro neurálgico de la ciudad y, nos desplazamos hasta la Mezquita Koutoubia para admirar la construcción en piedra de arenisca rosada típica de la ciudad. Pasamos también por las famosas Tumbas Saadíes que son uno de los lugares más visitados de la ciudad, nos acercamos hasta el Palacio de Bahía, una de las obras arquitectónicas más importantes de Marrakech; visitamos el interior del palacio para admirar la decoración que mezcla estilos árabes y andaluces.

Cuando se iba terminando el tour, nos adentramos en la Medina, ¡un caos total!, callejeamos por el zoco hasta la Plaza Jamaa el Fna donde terminamos. La verdad es que el tour nos pareció muy completo.

Al terminar el tour, fuimos a comer algo, dado que llevábamos toda la mañana, recorriendo la ciudad y, comenzamos nuestra ruta por libre.

Empezamos, en el museo de Marrakech, por dentro, nos pareció sin más, pero por fuera es un edificio impresionante. Compramos la entrada allí por 50 dirhams. Seguimos hacia la Medersa Ben Youssef, la escuela musulmana de estudios superiores. Es la más importante de Marrakech y, nosotros no entramos, pero se podía comprar la entrada allí por 10 dirhams.

De camino hacia la Mezquita Kutubia, paramos en la plaza Jama el Fna, para ver el caos marroquí y, para localizar el centro neurálgico y desde donde parten los tours al desierto. La Mezquita Kutubia, es la más importante de Marrakech, pero nos tuvimos que conformar con verla por fuera dado que no se permite entrar a los no musulmanes.

Al llegar a las Tumbas Saaedies, sí que decidimos entrar, pero no nos pareció nada del otro mundo, aunque por lo que vale merece la pena su visita. Seguimos hacia los dos palacios. Nosotros solo entramos al Palacio de la Bahía y, la verdad sí que nos gustó. El otro solo lo vimos por fuera dado que según habíamos leído está en ruinas (perfecto para los amantes de las ruinas).

Terminamos el día, regresando a la Medina (dado que todas las atracciones turísticas cierran muy pronto) y, cenamos viendo el amanecer desde Chez Chegrouni, ¡tiene una terraza con unas vistas perfectas! La comida es casera, rica y barata.

Marrakech 2

Qué ver en tres días en Marrakech

DÍA 2: seguimos …

Hoy, comenzamos el día yendo al Museo Dar Si Said que se nos quedó pendiente ayer. Es el museo más antiguo de la ciudad y el que mayor número de obras exhibe.

Y, al salir del museo, nos fuimos a los Jardines Menara. Personalmente, la visita a los Jardines no nos entusiasmó. La entrada era gratuita. Los que sí que nos gustaron fueron Jardines Majorelle. Es estos sí que había que pagar entrada y, aunque no son tan conocidos como los anteriores, a nosotros nos gustaron más.

Al terminar, nos fuimos a comer y, habíamos reservado un Baño y masaje en hammam spa tradicional. Lo reservamos en este enlace. Nos gustó no solo por el buen precio que tenía sino también porque nos trataron muy bien y, el masaje fue súper relajante. ¡Lo recomendamos!

Al salir súper relajados, dedicamos la tarde a pasear por el zoco y, terminamos cenando en Kafé Merstan que es uno de los locales que más nos gustaron, y no solo porque la cocina es francamente deliciosa, sino porque su terraza es muy bonita.

Marrakech 3

Qué ver en tres días en Marrakech

DÍA 3: nos vamos ¡al desierto!

Bueno, ahora sí, siéndoos sinceros, nosotros no estuvimos tres días en Marrakech capital ni por supuesto tres días en Marruecos. Pero Rubén me dijo que tenía que seguir el formato de la web para no despistaros…

Pero bien… nosotros este día, empezamos el tour del desierto y, os puedo asegurar que este tour lo tenéis que hacer al menos una vez en la vida. La experiencia de dormir en una haima bereber en el desierto fue de las más bonitas de mi vida y, ver el amanecer sobre una duna fue impresionante.

Nosotros realizamos este tour que, os recomendamos reservarlo con antelación. Es un tour de tres días/ dos noches que fue súper completo, se ven un montón de cosas y relación calidad-precio está muy muy bien. Nosotros, cogimos la opción de empezar en Marrakech y terminar en Marrakech porque ya habíamos estado en Fez pero este otro tour, es el mismo y empieza en Marrakech y termina en Fez por lo que ganáis el combo de una ciudad más.

Si no disponéis de tres días más, os recomiendo sí o sí, ir a otro desierto. La opción de ir al desierto de Zagora, valoradla también dado que, aunque no es tan impresionante también viviréis la experiencia de dormir en el desierto. Podéis reservarlo en este enlace.

Bueno…¡al grano! Salimos de Marrakech el primer día pronto por la mañana y, visitamos el puerto de Tizin’Tichka, de 2.260 metros de altura; llegamos hasta la Kasbah de Ait Ben Haddou, la ciudad fortificada más sorprendente de Marruecos, plató de películas como Gladiator o El Reino de los Cielos; la Kasbah de Taourirt; la Carretera de las Mil Kasbahshasta el Valle del Dades. La verdad que fue un día de mucho trayecto en coche, pero sabíamos que al día siguiente merecería la pena.

El segundo día, comenzamos visitando las Gargantas del Todra; atravesamos el Palmeral de Jorf (popular por ser la cuna de los mejores dátiles del país); visitamos Erfoud y, al fin, llegamos a Merzouga donde cogimos un camello en el desierto de Erg Chebbi, y realizamos un recorrido de más de una hora en camello por las dunas hasta llegar al campamento bereber donde íbamos a pasar la noche con el plus de que montados en camello pudimos ver el atardecer.

Al llegar al campamento, disfrutamos de una cena bereber y un espectáculo muy auténtico de tambores alrededor de una hoguera para calentarnos (en el desierto por la noche hace un frío que pela).

Nuestro último día de tour, comenzó de la mejor manera posible, ver el amanecer subido en una duna en el desierto de Erg Chebbi es algo inolvidable (mereció la pena el madrugón). Desayunamos en el desierto y, volvimos a coger nuestros camellos para regresar a la salida del desierto. Regresamos a Marrakech por la tarde.

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

  • Desierto Agafay&Montañas del Atlas&Cascadas, paseo en camello. Reserva aquí.

Y si queréis ampliar toda la información sobre el destino, os recomendamos nuestras guías de cabecera, os dejamos el enlace de AMAZON.

Reserva ofertas hotel

¡Compartir!