Florencia

¡Compartir!

Qué ver en tres días en Florencia

Si solo tienes tres días en Florencia y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí.  Y si estás buscando la mejor combinación aérea nosotros buscamos aquí.

Florencia, la capital de la Toscana, es para nosotros una de las ciudades más bonitas de Italia. Es una ciudad que enamora y es la cuna del renacimiento italiano.
Es una ciudad llena de obras de arte, iglesias y edificios de mármol blanco, plazas llenas de esculturas y monumentos, preciosos puentes sobre el río Arno, además de una gastronomía riquísima. Su centro histórico es todo un museo al aire libre y es la escapada perfecta para tres días.

Antes de nada, te recordamos que para ir a Florencia, tienes que llevar la tarjeta sanitaria europea, puedes ver en esta lista de enlaces de interés para viajar, el enlace para solicitar tu tarjeta  de manera gratuita. Si no estás cubierto o si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo igualmente aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡20% de descuento sobre el precio de venta!

Florencia 1

Qué ver en tres días en Florencia

DÍA 1: empezamos a conocer esta gran ciudad

En primer lugar, antes de comenzar con la planificación, Florencia cuenta con un solo aeropuerto conocido como Aeropuerto Amerigo Vespucci o Aeropuerto de Peretola (por estar situado en esta localidad), se encuentra ubicado a tan solo 10 kilómetros de Florencia.

La mejor forma de bajar al centro y, la que nosotros escogimos es el autobús Volainbus que realiza el trayecto entre el Aeropuerto de Florencia y la Piazza Stazione (Estación de Tren Santa María Novella) cada 30 minutos desde las 5:30 hasta las 20:30 horas y cada 60 minutos de 20:30 a 00:30. El autobús es directo y tarda aproximadamente unos 30 minutos. Nosotros compramos los tickets a bordo del autobús, pero también se pueden comprar en el aeropuerto. El precio es de 6€ por trayecto, 10€ al comprar la ida y la vuelta.

Sin embargo, si lo que queréis es tranquilidad y no preocuparos, nosotros utilizamos un transfer privado al aeropuerto (en alguna ocasión que por retrasos de vuelos llegamos de madrugada). Os dejamos el enlace por si os decantáis por esta opción. Contratándolo con antelación resulta bastante más económico que contratar un taxi en el aeropuerto.

El primer día, como en la mayoría de las ciudades, nosotros realizamos el free tour por el centro de Florencia. Es muy conveniente reservarlo con antelación dado que las plazas se agotan. Os dejo el enlace. Este tour dura unas dos horas, es en español y, nuestro guía Giacomo, nos fue enseñando toda la ciudad.

Comenzamos en la Piazza del Duomo en la que vimos la majestuosa fachada de la Catedral de Santa María del Fiore, obra maestra del Renacimiento italiano, la icónica cúpula de Brunelleschi, la soberbia torre del campanile di Giotto y, en el centro de la piazza, el Battistero di San Giovanni con sus famosas Puertas del Paraíso.

Continuamos en dirección a la Iglesia de Orsanmichele, la Piazza dellaSignoria (uno de los centros neurálgicos de la ciudad), el Palazzo Vecchio, la sede municipal. Junto al Palazzo vimos réplica del David: la famosa escultura de Miguel Ángel Buonarroti. Nos acercamos hasta la GalleriadegliUffizi donde Giacomo nos explicó importantes obras de Da Vinci, Botticelli, Rafael o Caravaggio y fuimos también al Ponte Vecchio sobre el río Arno. Terminamos el tour en uno de los lugares más bonitos del centro de Florencia: la piazza de la Santa Croce.

Terminado el tour, nos fuimos directos a uno de los museos más importantes de la ciudad, la Galería de la Academia, hogar del conocidísimo David de Miguel Ángel. Reservamos las entradas en este enlace. ¡Nos pareció una visita esencial! Terminada nuestra visita, nos fuimos a la Catedral de Florencia, más conocida como Duomo, en la que subimos a la cúpula para admirar de cerca las preciosas pinturas de Brunelleschi. Reservamos las entradas en este enlace al baptisterio, al museo del Duomo y al campanario.

La Catedral fue espectacular pero lo más emocionante fue la subida a la cúpula, sus 463 escalones ponen el pelo de punta y, el último tramo de la subida se realiza casi vertical entre las bóvedas interior y exterior.

Si, al contrario que nosotros, queréis una subida más tranquila y con las mismas vistas de Florencia podéis subir al Campanile de Giotto.

Antes de ir a comer, decidimos ir admirar la Iglesia de Santa Croce, una impresionante construcción que conforma la iglesia franciscana más grande del mundo. Por falta de tiempo, nosotros no entramos pero si os interesa, podéis entrar o reservar un tour guiado en este enlace.

Fuimos a comer algo rápido por la zona (una pizza 😊) antes de dirigiros hacia la Galería Uffizi, una de las pinacotecas más importantes del mundo. Reservamos nuestras entradas en este enlace, pero si queréis una visita guiada por dentro además de las entradas, os recomiendo reservarlo aquí. La verdad que nos gustó mucho y admiramos las obras de algunos genios como Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano.

El resto de la tarde fue mucho más relajada, fuimos a la Plaza de la República, una de las plazas más importantes de la ciudad, además de la de mayor tamaño. Después, nos acercamos hasta la Fontana del Porcellino en la que, según dice la leyenda, tras acariciar al conocido jabalí de bronce, regresaremos seguro a Florencia.

Como teníamos ganas de pizza, fuimos a Gustarium, donde hacen la mejor pizza de Florencia. Se compra al peso y los ingredientes son frescos y de calidad. Compramos la pizza y, nos la llevamos a comer a un rinconcito de Florencia: El Ponte Vecchio donde por la tarde/noche muchos artistas callejeros tocan instrumentos y cantan lo que crea un ambiente muy especial.

CONSEJO AHORRADOR: Si estáis interesados visitar, de manera guiada, tanto la Galleria Uffizi como la de la Academia, os recomendamos contratarlo en esta entrada combinada. Comprándolo de manera combinada, sale más barato y, además os incluye una visita guiada por Florencia.

Otra forma de conocer la ciudad es con el famoso autobús turístico. El autobús turístico ofrece un recorrido por los principales puntos de interés de Florencia y al que os podéis subir y bajar cuando queráis. Podéis reservarlo a través de este enlace. Os dejo también la guía en la que aparece el mapa y las paradas.

Florencia 2

Qué ver en tres días en Florencia

DÍA 2: Seguimos nuestro recorrido…

Hoy, madrugamos y, nos fuimos a ver el Palazzo Vecchio, que antiguamente fue la residencia y lugar de trabajo de la corte de Florencia. Es una de las atracciones que más nos gustó de Florencia, su interior es espectacular y merece la pena. Reservamos las entradas en este enlace. No obstante, si queréis una visita guiada, os recomendamos reservarlo aquí.

Al salir del palacio, llegamos hasta la orilla del río y cruzamos por el Ponte Vecchio (lo habíamos visto la noche anterior, pero es muy bonito tanto de día como de noche). Subimos hasta la Piazzale Michelangelo a pie, aunque también se puede subir en los autobuses 22 o 23. ¡Las vistas desde arriba de toda la ciudad son impresionantes!

Después de comer, nos acercamos hasta el Museo Nazionale del Bargello, el lugar perfecto para contemplar esculturas italianas de los siglos XIV al XVI. Por falta de tiempo, nosotros no entramos pero si os interesa os dejo el enlace para que reservéis vuestras entradas.

Lo que sí que realizamos fue el free tour de los Médici por Florencia. Lo reservamos en este enlace. Nuestra guía María, nos hizo un recorrido por la historia estupendo. Comenzamos en la Plaza de San Lorenzo, uno de los lugares más emblemáticos de Florencia. Allí, María nos contó quienes fueron esta familia de banqueros que durante la Edad Media hicieron florecer a todos los niveles no solo a Florencia, sino a toda la Toscana.

Visitamos el Palazzo Médici Riccardi, la mansión renacentista encargada por Cosme I El Viejo en el siglo XV donde residieron diversas generaciones de los Médici. Desde allí, nos desplazamos hasta la cercana Plaza del Duomo para descubrir la Conjura de los Pazzi, una de las páginas más sangrientas de la historia fiorentina.

Tras recorrer muchos más edificios y conocer las historias de los Médicis, terminamos el tour en la Plaza Pitti, donde se encuentra el palacio homónimo.

Terminado el tour, nos acercamos a lo último que nos quedaba, la Iglesia Santa María Novella, un colorido templo que merece la pena visitar. Nosotros entramos justo antes de que cerrase y compramos las entradas allí mismo. El interior de Santa María Novella es muy colorido y nos recordó a algunas iglesias de Venecia. Santa María Novella nos pareció la iglesia más bonita de Florencia junto a Santa Croce.

Terminamos el día cenando en Osteria All’antico Vinaio. Es uno de los lugares más visitados de Florencia, así que si vais en horario de comida o cena… ¡preparaos a hacer cola!

Florencia 3

Qué ver en tres días en Florencia

DÍA 3: Excursión a San Gimignano, Siena y Chianti

Hoy que era nuestro último día por estas tierras italianas, decidimos realizar la excursión a San Gimignano, Siena y Chianti. La reservamos en este enlace. Realizamos esta excursión de 11 horas en español con nuestra guía Renata. De manera global, la excursión estuvo bastante bien, aunque a nosotros nos hubiese gustado estar un poco más de tiempo en cada sitio.

Salimos a primera hora de la mañana de Florencia en dirección Monteriggioni, uno de los pueblos más característicos de la región, con sus murallas y torres defensivas casi intactas.

Tras esta primera parada, seguimos hasta Siena, donde realizamos una visita guiada. Fue la ciudad que más me gustó. Siena es famosa por sus numerosos monumentos de arquitectura gótica. Fue fundada por los dos hijos de Remo. En ella, visitamos la fachada del Palazzo Pubblico, la Plaza del Duomo y el exterior de la catedral. Teníamos incluido además un almuerzo ligero compuesto de platos típicos de la gastronomía local como bruschetta, pasta y salsa boloñesa. Y… de postre, pasteles locales.

Terminada la comida, nos acercamos hasta San Gimignano, un pequeño pueblo amurallado de origen medieval situado 60 kilómetros al sur de la ciudad. Esta ciudad es conocida como «La Ciudad de las Mil Torres» y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990. Las 14 torres medievales que las vimos perfectamente conservadas son el símbolo del antiguo poderío de sus habitantes, ya que las familias ricas competían por tener la torre más alta.

Antes de regresar a Florencia, hicimos una parada en una bodega donde pudimos probar algunos embutidos, aceites y vinos tradicionales.

Florencia 4

Qué ver en tres días en Florencia

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

Y si queréis ampliar toda la información sobre el destino, os recomendamos nuestras guías de cabecera, os dejamos el enlace de AMAZON.

Si ya has estado en esta ciudad, puedes encontrar otros destinos recomendados haciendo click aquí.

Reserva ofertas hotel
¡Compartir!