Atenas

¡Compartir!
que ver en atenas en tres dias

Qué ver en tres días en Atenas

Si solo tienes tres días en Atenas y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí.  Y si estás buscando la mejor combinación aérea nosotros buscamos aquí.

Atenas, una ciudad llena de historia. Aunque actualmente Atenas no es la ciudad más bonita de todas pero es una ciudad fascinante y misteriosa. Atenas ha sido el centro neurálgico de la literatura, el arte y la filosofía. Es todo un museo al aire libre, llena de historia y atracciones turísticas que visitar, una parada obligatoria para cualquier amante y apasionado de la historia.

Para empezar, te recordamos que para ir a Grecia, tienes que llevar la tarjeta sanitaria europea, puedes ver en esta lista de enlaces de interés para viajar, el enlace para solicitar tu tarjeta  de manera gratuita. Si no estás cubierto o si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo igualmente aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡20% de descuento sobre el precio de venta!

atenas 1

Qué ver en tres días en Atenas

DÍA 1: empezamos a conocer esta mágica ciudad

En primer lugar, antes de comenzar con la planificación, Atenas cuenta con un solo aeropuerto. El aeropuerto de Atenas cuenta con dos terminales comunicadas bajo tierra y,se encuentra situado 20 kilómetros al este de la ciudad.

La opción que escogimos nosotros, por parecernos la más cómoda y rápida para llegar al centro de Atenas, es el metro. Tiene un precio de 10€ y nos permitió hacer trasbordo a otras líneas durante 90 minutos. Además, cuenta con tarifas especiales (para dos personas, universitarios, niños, etc.). El metro tarda unos 40 minutos en llegar a la Plaza Sintagma.

Otra forma de llegar al centro es el autobús. Hay 4 líneas: X95 (la más práctica dado que comunica el aeropuerto con la Plaza Sintagma), X93, X97, X96. El tiempo es de unos 70-90 minutos y cuesta unos 6€.

Sin embargo, si lo que queréis es tranquilidad y no preocuparos, nosotros utilizamos un transfer privado al aeropuerto (en alguna ocasión que por retrasos de vuelos llegamos de madrugada). Os dejamos el enlace por si os decantáis por esta opción. Contratándolo con antelación resulta bastante más económico que contratar un taxi en el aeropuerto.

El primer día, como en la mayoría de las ciudades, nosotros realizamos el free tour por el centro de Atenas. Es muy conveniente reservarlo con antelación dado que las plazas se agotan. Os dejo el enlace. Este tour dura unas tres horas (es un tour bastante largo pero se ve todo el centro de Atenas por lo que es altamente recomendable realizarlo), es en español y, nuestra guía Patricia, nos fue enseñando toda la ciudad.

Atenas es una ciudad con mucha historia y nos pareció muy buena idea el free tour dado que la guía nos fue contando la historia en todo momento. Comenzamos la visita en Panathinaiko, el estadio de atletismo donde se disputó la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos.

De ahí, nos desplazamos hasta el Arco de Adriano, el Templo de Zeus Olímpico, paseamos por Dionysiou Aeropagitou y, llegamos a la Acrópolis. Paseamos junto el Ágora, vimos el Odeón de Herodes y terminamos la visita en la zona de Monastiraki.

Justo al terminar el tour, fuimos a comer algo rápido (comida callejera típica griega) y directos al Acrópolis. Teníamos nuestras entradas reservadas en este enlace para ahorrarnos las colas. Nosotros lo visitamos por libre pero un tour guiado bastante recomendado es este. En el que el guía os va contando la historia a cada paso lo cual en Grecia puede ser bastante recomendable.

La visita al Acrópolis nos llevó unas tres horas. En esta ocasión, por falta de tiempo, a nosotros no pudimos entrar al Museo del Acrópolis. No obstante, si os da tiempo, podéis reservar las entradas en este enlace.

Al terminar, fuimos a ver el Teatro Dioniso, el Odeón de Herodes Ático, la plaza Thiseio y, llegamos al Ágora Antigua. Visitamos las partes más importantes, el Templo de Hefesto y la Stoa de Átalo. Anduvimos hasta la Biblioteca de Adriano, al Ágora Romana y la Torre de los Vientos.

Para terminar el día, nos dimos el lujazo en un restaurante de comida griega típica. Yo tenía ganas de probar la famosa “Musaka”. Fuimos al Restaurante Savvas y, aparte de la comida que estaba deliciosa, las vistas fueron alucinantes. Cenamos viendo las vistas panorámicas del Acrópolis y, además, ¡no fue nada caro!

CONSEJO AHORRADOR: Dos consejos para gente ahorradora: El primero es que, si vais a estar al menos tres días en Atenas y tenéis intención de ver muchos museos y muchas atracciones turísticas, la tarjeta Athens Museum Pass os da acceso 15 de las principales atracciones de Atenas durante tres días. Os dejo enlace y, la guía de la tarjeta.  

Otra opción es la tarjeta iVentureCard Athens. Esta tarjeta es algo más cara, pero se tiene acceso a más de 30 atracciones, además de muchos descuentos en tiendas y restaurantes. Resulta útil si vais a estar al menos siete días por la ciudad griega. Os dejo el enlace y la guía de la tarjeta.

Además, el otro consejo es que, si no disponéis de mucho tiempo por la ciudad, una opción barata de visitar la ciudad es subirse a los famosos buses turísticos, en los que os podéis subir y bajar a vuestro antojo en los principales puntos de la ciudad. Os dejo el enlace por si os interesa. 

Atenas 2

Qué ver en tres días en Atenas

DÍA 2: Mitología…

Hoy, comenzamos realizando otro free tour, el free tour mitológico. No sabíamos si realizarlo o no dado que ya habíamos hecho uno ayer y puede que fuese algo repetitivo. Aún así… estábamos en Atenas… y no íbamos a tener una oportunidad igual. Lo reservamos en este enlace y, comenzamos el día lleno de magia.

Nos pareció un tour interesante y agradable sobre todo por las explicaciones.
Vimos lugares como el Templo de Zeus, conocimos su historia, aprendimos mitología griega, nos traslados hasta el Arco de Adriano, conocimos las historias de dioses, aprendimos acerca de la Ilíada y la Odisea, conocimos el origen de muchos mitos griegos como el del nacimiento de Atenea en el barrio de la Plaka (Pablo nos contó que Zeus intentó impedir que su hijo viniera a este mundo).

Al terminar el tour, nos trasladamos hasta el Parlamento Griego junto a la Plaza Sintagma para ver el famoso cambio de guardia que tiene lugar todas las horas en punto (Los domingos a las 11 de la mañana, es el cambio más representativo, pero a nosotros no nos coincidió en domingo).

Al terminar, comimos algo y, nos fuimos directos al Museo Arqueológico Nacional. ¡Su visita es imprescindible! A Rubén que le encanta la historia…me tuvo allí varias horas. Es el museo más importante de Atenas. Compramos las entradas allí mismo sin problemas.

Al salir del Museo, subimos hasta la Colina Licabeto para ver el atardecer. Nosotros subimos andando, pero también se podía subir en funicular. Desde esta colina, obtuvimos una de las mejores vistas de Atenas.

Para terminar el día, al bajar de la colina, curioseamos el precioso barrio de Anafiotika y picoteamos algo en sus tabernas. 

Un tour que nos interesaba, pero no pudimos realizar por falta de tiempo fue el tour gastronómico por Atenas (priorizamos la excursión del día siguiente). Os dejo el enlace de este tour que es el que justo queríamos hacer nosotros, degustáis cuatro platos griegos y tiene muy buenos comentarios.

Atenas 3

Qué ver en tres días en Atenas

DÍA 3: Nos vamos de crucero…

Hoy, realizamos el crucero a Hidra, Poros y Egina. Lo reservamos en este enlace y, la verdad no estaba nada mal de precio para lo que hay por ahí. Comenzamos el crucero en el muelle del Pireo en Atenas, donde zarpamos a la isla de Poros.

El guía en español nos fue contando las principales características y peculiaridades de cada isla. El trayecto en barco hasta Poros fue de dos horas en barco y, la verdad que nos encantó el paseo. Hacía buenísimo y las vistas fueron inmejorables. Bajamos del barco a conocer Poros, una isla muy chiquitita.

De ahí, embarcamos otra vez hasta Hidra, el antiguo refugio de los piratas sarónicos (hacía frío para darnos un baño, pero sus aguas eran suuuuper cristalinas.

La última isla que recorrimos fue la de Egina, que es la que menos nos gustó a nosotros por ser la más turística.

Desde Egina nos volvimos al barco para regresar hasta Atenas. De regreso, huno un espectáculo griego en el barco que nos mantuvo entretenidos.

Como final, decir que el tour fue bastante recomendable además, nos dieron comida buffet.

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

Si ya has estado en esta ciudad, puedes encontrar otros destinos recomendados haciendo click aquí.

Reserva ofertas hotel

¡Compartir!