Sidney

¡Compartir!

Qué ver en tres días en Sidney

Si solo tienes 3 días en Sidney y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí.  Y si estás buscando la mejor combinación aérea nosotros buscamos aquí.

Sidney es una ciudad impresionante, muy cosmopolita, con mucha actividad y con un centro financiero que se caracteriza por sus altos y modernos edificios. Solo la panorámica de la bahía de Sidney ya da para estar dos días enteros allí. Es una ciudad que se caracteriza por su gran diversidad cultural y étnica.

Antes de nada, te recordamos que Australia no está cubierto por la seguridad social europea por lo que, si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo igualmente aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡20% de descuento sobre el precio de venta!

Otra cosa importante, para ir a Australia, se necesita visado, por lo que no os olvidéis de solicitarlo (yo, al menos lo solicitaría 3 semanas antes de iniciar el viaje) dado que sin visado no os van a dejar volar. Podéis solicitarlo aquí. Esta es la web oficial. Si lo reserváis a través de otras webs que no sean la oficial puede que os cobren €€€ tasas de procesamiento.

Si, por casualidad, alguna vez has tenido una mala experiencia con los visados y prefieres hacerlo a través de alguna agencia experta, nosotros te recomendamos esta.

Sidney 1

Qué ver en tres días en Sidney

DÍA 1: empezamos a conocer esta gran ciudad

En primer lugar, Sidney NO es la capital Australia como bien os contaremos luego y, os vais a dar cuenta la gran rivalidad que tienen con los ciudadanos de Melbourne.

Sidney cuenta con un solo aeropuerto localizado a 10 km al sur del centro de la ciudad, en el barrio Mascot. Tiene 3 terminales, la 1 es la internacional y la 2 y la 3 son las domésticas. Al llegar al aeropuerto de Sidney fue una de nuestras mejores sensaciones dado que este país era un “must” en nuestra lista.

Para bajar al centro cogimos el AirportLink, el tren express a Sidney. Solo tarda 15 minutos y pasa cada 10 minutos aproximadamente desde las 5 de la mañana hasta medianoche. El tren cuesta 18.70 AUD de los que 14.30 son el suplemento de aeropuerto.

Nosotros compramos en el aeropuerto la Opal Card (que es gratuita pero la recarga mínima en el aeropuerto es de 35AUD). Con esa tarjeta el resto de los transportes salen un poco más baratos. No obstante, el tren del aeropuerto se puede comprar sin esa tarjeta.

Otra forma es ir en bus urbano, el número 400. En este bus es obligatoria haber adquirido la Opal Card y el billete cuesta 3.66 AUD. Tarda alrededor de una hora en llegar a Bondi Junction Station.

Sin embargo, si lo que queréis es tranquilidad y no preocuparos, nosotros recomendamos un transfer compartido al aeropuerto que sale incluso más económico, en muchas ocasiones, que el Airport Link. Os dejamos el enlace por si os decantáis por esta opción. Contratándolo con antelación resulta bastante más económico que contratar un taxi en el aeropuerto.

El primer día, aunque nosotros siempre realizamos un free tour, como no encontramos nada que nos convenciese, en esta ocasión, realizamos uno privado.

Encontramos un tour privado muy interesante, el problema es que era un tour de 9 horas y nos quitaba muchas horas para visitar otras cosas. Os dejo el enlace por si os interesa porque tenía muy buena pinta. Nosotros realizamos el tour de 2 horas que era más económico y se adaptaba mejor a nuestros horarios. Lo reservamos aquí.

Nuestro guía nos acompañó a recorrer las calles menos conocidas por los turistas para poder descubrir los encantos de la ciudad australiana desde una perspectiva diferente.

Visitamos Cadman’s Cottage, el popular Harbour Bridge, Customs House… hasta llegar a la joya de la Corona: la famosa Opera House. Pese a que es de reciente creación, la Casa de la Ópera de Sídney fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, convirtiéndose en todo un símbolo de vanguardia.

Terminamos el tour en la Ópera y nos adentramos en ella. Queríamos ver la Ópera por dentro y teníamos dos opciones. Barajamos la opción económica de comprar las entradas con un guía en este enlace pero creímos que nos merecíamos “algo más” dado que no siempre se va a Sidney por lo que decidimos comprar entradas para ver alguna función.

Las reservamos aquí y, nos salieron más baratas que en otras webs. Asistimos a la Ópera de Carmen que, además teníamos especial interés en verla y mereció muchísimo la pena. La Ópera por dentro es impresionante, pero por fuera es aún mejor.

Antes de entrar a la Ópera dado que nuestra función era por la noche, aprovechamos para visitar el CBD (Central Business District) con sus inmensos rascacielos bajamos otra vez hasta el Harbour Bridge para hacernos miles de fotos como las que os ponemos en este post. La verdad que la panorámica es impresionante. Al salir de la Ópera, nos hicimos miles de fotos con ella iluminada. La verdad que gana mucho más de noche que de día.

Sidney 2

Qué ver en tres días en Sidney

CONSEJO AHORRADOR:En caso de que vayáis a visitar más de tres atracciones, os sale más económico contratar la Flexi Pass iVenture de atracciones turísticas en Sidney. Podéis escoger entre 3, 5 o 7 tickets para acceder a monumentos o uniros a tours que os interesen. Os dejo el enlace por si la queréis contratar y para que veáis que atracciones incluyen.

DÍA 2: nos vamos al zoo…

Hoy, por insistencia de Rubén, acepté ir al zoo. Pasamos toda la mañana en el Taronga Zoo en Sidney. Habíamos reservado las entradas aquí. Tienen todas las especies de animales autóctonos de Australia (además de otros animales pero nosotros íbamos especialmente por los autóctonos). Vimos canguros, koalas, demonios de Tasmania, Wombats, ornitorrincos y demás fauna exótica australiana. La verdad que para pasar la mañana estuvo bastante bien.

Sidney 3

Qué ver en tres días en Sidney

Por la tarde, volvimos al centro de Sidney. Fuimos primero a ver los jardines botánicos dado que aparte de ser preciosos son enormes. Además, desde allí tuvimos unas vistas estupendas de la Ópera (nunca nos cansamos de verla) y del Harbour Bridge que decidimos cruzarlo andando. 

Este puente de hierro es uno de los más famosos del mundo y es muy impresionante. El puente, que une el barrio europeo de The Rocks con North Sydney, es de libre acceso, aunque si quieres escalarlo tenéis que reservarlo aquí. Desde el propio monumento se tienen unas vistas espectaculares de la bahía de Sydney y de la Ópera.

Por la noche, realizamos un crucero con cena por el Puerto de Sidney. Lo reservamos aquí. Tanto el crucero como la cena fue espectacular. Muy recomendable. La cena fue deliciosa y las vistas desde el crucero fueron espectaculares. 

DÍA 3: Más Sidney

Hoy, madrugamos y fuimos a ver, primero Bondi Beach, la playa más famosa de la ciudad. El agua estaba congelada (como era de esperar) pero había muchos surfistas. Además, nos comentaron que en esa playa no hay peligro de tiburones dado que lo tiene muy controlado.

Volvimos para el centro hacia la Catedral de Santa María junto al Hyde Park. Esta catedral es la más famosa de la ciudad, de estilo neogótico es la más grande de Australia. Fuimos hasta el Ayuntamiento y de ahí a Chinatown que es el mejor lugar donde comer barato en Sidney. Nos adentramos también en Chinese Garden of Friendship, un jardín ambientado en el país asiático.

Para comprar souvenir fuimos, dentro del barrio chino a Paddy’s Market.

Por la tarde, fuimos a realizar el tour de tarde y puesta de sol de las montañas Azules. Lo reservamos aquí. La excursión estuvo muy bien pues nos llevaron a uno de los parques nacionales patrimonio de la humanidad: el Parque Nacional de las Montañas Azules. Al atardecer fuimos a un mirador con unas vistas alucinantes.

Para culminar con Sidney, nos fuimos a la torre de Londres, dado que sabíamos que íbamos a llegar con suficiente tiempo para sacar un rato y subir a ella. Reservamos las entradas aquí.

La Torre cuenta con 305 metros de altura y una oportunidad única para disfrutar de unas vistas inmejorables de esta ciudad australiana. En la torre, además, hay paneles interactivos para aprender más detalles sobre los edificios que conforman el skyline de Sidney. Se puede hacer también una experiencia 4D (a Rubén le encantó 😉). Todos los días los acompañamos de cafés, bares y restaurantes muy modernos que hay por toda la ciudad. La comida…nada especial… no tienen “platos típicos” que digamos.

Sidney 4

Qué ver en Sidney en tres días

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

Y si queréis ampliar qué ver en Sidney en tres días, con toda la información sobre el destino, os recomendamos nuestras guías de cabecera, os dejamos el enlace de AMAZON.

Si ya has estado en esta ciudad, puedes encontrar otros destinos recomendados haciendo click aquí.

Qué ver en Sidney en tres días

Reserva ofertas hotel
¡Compartir!