Lanzarote

¡Compartir!

Que ver en Lanzarote

Qué ver en Lanzarote en tres días

Si solo tienes 3 días en Lanzarote y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí. Y si estás buscando la mejor combinación aérea nosotros buscamos aquí.

Está claro que tres días en Lanzarote no son suficientes para aprovechar todo lo que se puede ver y hacer en esta isla, sin embargo, si tienes planeada, como nosotros, una escapada, tres días dan la oportunidad de descubrir algunas de las mejores cosas que tiene Lanzarote. ¡Además, Lanzarote es la escapada perfecta durante el invierno!

Antes de nada, te recordamos que, para ir a Lanzarote, solo es necesario llevar la tarjeta sanitaria española. Si no estás cubierto o si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo igualmente aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡20% de descuento sobre el precio de venta!

que hacer en lanzarote

Qué ver en Lanzarote en tres días

DÍA 1: Parque Nacional del Timanfaya

En primer lugar, antes de comenzar con la planificación, Lanzarote cuenta con un aeropuerto, el aeropuerto de César Manrique Lanzarote que se encuentra ubicado a 5km de Arrecife. En esta ocasión, nosotros nos alojábamos en Arrecife por ser una zona menos colapsada de turistas. No obstante, si queréis algo más animado, la zona de Teguise o la zona de Playa Blanca están más orientadas al turista y tienen muchos bares, restaurantes y animación.

En Lanzarote, tenéis dos opciones, o bien contratáis un coche en el mismo aeropuerto o bien os desplazáis por libre en el Intercity Bus Lanzarote. Os dejo la página web para que veáis rutas y horarios. Tiene muchas rutas y funciona muy bien.

Sin embargo, si lo que queréis, en un primer momento, es tranquilidad y no preocuparos, nosotros, podéis utilizar un transfer privado al alojamiento. Os dejamos el enlace por si os decantáis por esta opción. Contratándolo con antelación resulta bastante más económico que contratar un taxi en el aeropuerto.

Empezamos el día con una excursión por el Timanfaya y los Jameos de Agua. Podéis reservarla en este enlace. El Parque Nacional de Timanfaya es la principal maravilla natural de Lanzarote. Es un parque de origen volcánico aún vivo con más de 50 km² de paisaje lunar y variedad de colores, salpicado por los cráteres de los volcanes. La fuerza de la naturaleza en este lugar es innegable y, Rubén y yo lo pudimos comprobar en los géiseres del Parque.

No se puede circular con el coche propio en el Parque Nacional pues, desde el mismo centro parten autobuses -guaguas- que realizan una circular de unos 14 kilómetros por la llamada Ruta de los Volcanes. El autobús cuenta con un audio guía sobre los lugares que vamos pasando. El Parque Nacional de Timanfaya abre todos los días del año de 9 a 17:45 horas. El precio (en 2019) es de 9 euros para los adultos y 4,5 para niños de entre 7 y 12 años. Los menores de 7 años entran de forma gratuita.

Saliendo del parque, fuimos a la localidad de El Golfo, una zona volcánica donde se encuentra el Charco de los Clicos o Lago Verde, cuyo singular color se debe a las algas y el azufre de sus aguas (en este lugar se rodó una película de Pedro Almodóvar). Nos acercamos a ver el fascinante paisaje de Los Hervideros, unos escarpados acantilados repletos de grutas marinas. Y… justo al lado, las Salinas del Janubio, uno de los centros productores de sal más importantes de Canarias.

Siguiendo con nuestro recorrido, pasamos por los pintorescos pueblos de Yaiza y Uga en dirección a La Geria. En esta zona es donde se cultivan los mejores caldos de la isla. Visitamos una bodega para degustar una copa de vino lanzaroteño y catar sus apreciados sabores y aromas.

Nos acercaremos hasta el Monumento al Campensino, homenaje a la población rural de la isla de César Manrique, pasamos junto al pueblo de Haría y su famoso Valle de las Mil Palmeras y visitamos la segunda obra manriqueña: los Jameos del Agua. Tras producirse un desprendimiento de un tubo volcánico el artista ideó un auditorio, un restaurante y una piscina en ese espacio que además se completa con un lago, el hábitat de diminutos cangrejos ciegos.

En caso de que estéis interesados en César Manrique, os recomiendo realizar este tour de César Manrique por Lanzarote. Os dejo el enlace pero, tened en cuenta que os llevará todo el día pues tiene muchas obras por toda la isla.

El resto de la tarde, fuimos a ver la zona sur de Lanzarote. Paseamos desde la costa de Playa Blanca hasta la zona de Costa de Papagayo. El paseo por el borde de la playa es muy bonito y hay miles de tiendas, bares, restaurantes… por lo que es una zona muy animada para pasar la noche.

En el caso de que en vez de hacerlo por libre, preferís realizar una excursión, os recomendamos este tour por el sur de Lanzarote. Os dejo el enlace por si la queréis reservar. La verdad es que tiene muy buenos comentarios. Esta excursión es de día entero pero si preferís una de medio día, os dejo este otro enlace.

3 dias en lanzarote

Qué ver en Lanzarote en tres días

DÍA 2: Isla de la Graciosa

Hoy, teníamos muchos sitios a los que ir, por lo que madrugamos y comenzamos realizando una ruta por los volcanes. Si la queréis realizar una ruta de senderismo organizada, podéis reservar a través de este enlace.

Nosotros aparcamos el coche en Mancha Blanca, en un parking que hay justo a la entrada donde comienza la ruta y comenzamos la ruta de senderismo de Caldera Blanca en la que abundan las formaciones geológicas causadas por la erupción de un volcán. La erupción volcánica que dio lugar a Caldera Blanca data de 1730, hace unos solo 300 años. Esta ruta de trekking es de dificultad baja y siguiendo su sendero llegamos a lo alto del volcán Caldera Blanca, pasando antes por otro volcán más pequeño llamado Caldereta.

Esta ruta se encuentra dentro del Parque Natural de los Volcanes, pero no está protegida por el Parque Nacional, así que nosotros pudimos caminar libremente.El sendero de la Ruta de la Caldera Blanca avanza al principio atravesando este inmenso mar negro de lava y según fuimos subiendo, empezamos a tener unas vistas muy chulas, con el mar de fondo.  Es importante llevar el calzado adecuado dado que la ruta circula por un camino pedregoso de lava.

Nuestra primera parada fue el cráter de Caldereta, tras unos 20 minutos andando. Por un lateral hay un acceso para subir (a nosotros nos costó localizarlo). Su altura máxima es de 324 metros y su cráter tiene algo más de 300 metros de diámetro. No es totalmente redondo, sino que es más bien elíptico y de ahí viene su nombre: Caldereta, recuerda a un gran caldero.

Una vez ascendimos este primero, nos fuimos hasta el grande, hasta Caldera Blanca. Resulta que Caldera Blanca no es el volcán más alto de la isla, pero si el más ancho (dicen los expertos que cuando el cráter de un volcán es muy grande se le llama caldera, y el de este mide 1,15 km de diámetros, rodeado de altas paredes y perfectamente circular, algo que no es habitual en cráteres de este tamaño). Caldera Blanca se formó hace unos 5000 años y su punto más alto, es de 458 m

Entre ir y volver, es una ruta que se puede realizar en unos 4km.

Por la tarde, nos acercamos hasta el mirador de la Graciosa, donde se obtienen unas vistas espectaculares de la isla de la Graciosa, y decidimos cruzar en ferry a la isla. Reservamos el ferry en este enlace. Era un ferry de ida y vuelta que nos llevaba desde Órzola (Lanzarote) a Caleta de Sebo (La Graciosa). El trayecto duraba 25 minutos. La Graciosa es la isla habitada más pequeña del archipiélago canario.

Nosotros cogimos el ferry justo antes de comer, y decidimos realizar un picnic al llegar a la isla. Es una isla chiquitita muy fácilmente visitable. Sus playas son preciosas y toda la naturaleza que la rodea por lo que pasamos por allí una tarde estupenda. Regresamos al caer el sol a Lanzarote.

Si en vez de hacerlo por libre, preferís realizar una excursión organizada os recomendamos reservar esta por sus buenos comentarios.

Antes de regresar a nuestro alojamiento de Arrecife, pasamos a cenar a la zona de Teguise. Nos pareció un poco “guirilandia” pero la verdad que es una zona muy animada para pasar la noche.

Isla de la Graciosa

Qué ver en Lanzarote en tres días

DÍA 3: Isla de Fuerteventura

Hoy, nos fuimos a ver la Isla de Fuerteventura. Nosotros fuimos en ferry hasta allí y lo reservamos en este enlace. El trayecto dura 30 minutos desde el puerto de Playa Blanca, al sur de Lanzarote hasta Corralejo, localidad turística situada en el norte de Fuerteventura. En el ferry se cruza además La Bocaina, el estrecho brazo de mar entre Lanzarote y Fuerteventura.

Nosotros al atracar en el puerto, fuimos a recorrer todo a nuestro aire. Primero nos acercamos hasta las dunas del Parque Natural de Corralejo, sin duda el mayor atractivo del extremo noreste de Fuerteventura. ¡Nos encantó! Lo recomendamos un montón. Luego, fuimos a la playa de Corralejo con unas aguas turquesas increíbles. Y, terminamos el día en las numerosas tiendas, bares y restaurantes.

Si preferís realizar una excursión organizada, os recomendamos reservar esta por sus buenos comentarios.

Si os interesa pasar un día completo en las dunas de Fuerteventura disfrutando la Playa del Corralejo, os recomiendo esta excursión de día entero que incluye ferry hasta allí y podéis disfrutar todo el día en las dunas y la playa.

Al regresar a la isla de Lanzarote, decidimos pasear por la zona donde teníamos el alojamiento, por la zona de Arrecife que es mucho menos turística y tiene mucha oferta de bares y restaurantes a muy buen precio.

Que hacer en Lanzarote

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

Finalmente si queréis ampliar qué ver en Lanzarote en tres días con toda la información sobre el destino, os recomendamos nuestras guías de cabecera, os dejamos el enlace de AMAZON.

Si ya has estado en esta ciudad, puedes encontrar otros destinos recomendados haciendo click aquí.

Reserva ofertas hotel

¡Compartir!