Berlín

¡Compartir!

Qué ver en tres días en Berlín

Si solo tienes 3 días en Berlín y te preguntas qué ver, nosotros te damos unas pistas y te contamos nuestro viaje allí para que puedas aprovechar al máximo esta ciudad. Si aún no tienes alojamiento, puedes encontrar ofertas especiales aquí.  Y si estás buscando la mejor combinación aérea nosotros buscamos aquí.

Berlín es un destino idóneo para una escapada de 3 días. Es una ciudad interesante, multicultural, cosmopolita, acogedora y sorprendente pero marcada por un gran pasado.

Berlín fue asolada durante la Segunda Guerra Mundial y dividida por el Muro durante 28 años. Sin embargo, a día de hoy, los edificios de arquitectura moderna borran con grandes pinceladas el oscuro pasado de la ciudad, creando un ambiente especial donde lo clásico se mezcla con lo moderno y lo extravagante con lo cotidiano.

Antes de nada, te recordamos que para ir a Berlín, tienes que llevar la tarjeta sanitaria europea, puedes ver en esta lista de enlaces de interés para viajar, el enlace para solicitar tu tarjeta  de manera gratuita. Si no estás cubierto o si necesitas un seguro de viaje, puedes conseguirlo igualmente aquí. Además, si lo reserváis desde nuestro enlace, conseguiréis un ¡20% de descuento sobre el precio de venta!

Berlin 1

Qué ver en Berlín en tres días

DÍA 1: empezamos a conocer esta gran capital

En primer lugar, antes de comenzar con la planificación, Berlín cuenta con dos aeropuertos. El Aeropuerto de Berlín-Schönefeld (SXF), donde aterrizamos esta vez nosotros, se encuentra a 24 km de Berlín. Durante la época del Muro, fue el mayor aeropuerto civil de la RDA y el único que daba servicio a Berlín Este.

Actualmente se están realizando obras de ampliación para convertirlo en el Aeropuerto de Berlín-Brandeburgo, que absorberá los vuelos del otro aeropuerto, el Aeropuerto de Tegel.

Para llegar hasta el centro de Berlín, la forma más económica y rápida es el Airport Express. Los trenes tienen una frecuencia de 30 minutos y, en apenas media hora, realizan el trayecto entre Schönefeld hasta la estación de trenes Hauptbahnhof. El aeropuerto se encuentra situado en la «zona C» de la ciudad, por lo que podéis comprar un ticket sencillo que cubra las zonas A-B-C.

El Aeropuerto de Berlín-Tegel (TXL) es el principal aeropuerto de la capital alemana. Está localizado a ocho kilómetros del centro de Berlín. Con la ampliación del Aeropuerto de Schönefeld prevista para 2020, se espera que el aeropuerto de Tegel cierre definitivamente.

Uno de los motivos de su cierre es que se encuentra tan próximo a la ciudad que es un problema para los habitantes que se ven obligados a soportar continuamente el ruido de los aviones.

Para llegar al centro de la ciudad, el autobús JetExpressBusTXL es la forma más económica. Realiza el recorrido entre el Aeropuerto de Tegel y Alexanderplatz con salidas cada 10 o 20 minutos desde las 4:50 hasta las 23:00 horas. Tiene un precio de 2,80€ por trayecto y este tiene una duración de entre 30 y 40 minutos.

Sin embargo, si lo que queréis es tranquilidad y no preocuparos, nosotros utilizamos un transfer privado al aeropuerto (en alguna ocasión que por retrasos de vuelos llegamos de madrugada). Os dejamos el enlace por si os decantáis por esta opción. Contratándolo con antelación resulta bastante más económico que contratar un taxi en el aeropuerto.

El primer día, como en la mayoría de las ciudades, nosotros realizamos el free tour por el centro de Berlín. Es muy conveniente reservarlo con antelación dado que las plazas se agotan. Os dejo el enlace. Este tour dura unas dos horas y media, es en español y, nuestra guía Micaela, nos fue enseñando toda la ciudad.

Partimos de la Puerta de Brandenburgo, el monumento más emblemático de la capital alemana. De ahí, visitamos la zona donde estuvo el búnker de Hitler remontándonos a la Segunda Guerra Mundial. Pasamos por el Memorial del Holocausto, Checkpoint Charlie, Bebelplatz y PariserPlatz. Nuestra visita termino en Gendarmenmarktplatz.

Al terminar, nos fuimos directos a visitar el Parlamento alemán por dentro. Aunque la visita es gratuita, es necesario reservar de forma anticipada. Nosotros lo realizamos a través de este enlace.

Al salir del Parlamento, fuimos a comer algo rápido dado que nos estaba esperando nuestra visita a la Catedral de Berlín. Pero, antes, para pasar la comida, realizamos un paseo en barco por el río Spree. Fue muy interesante porque cuenta con audioguías y va contando la historia según vamos llegando a los monumentos. Nosotros lo reservamos en este enlace.

Al terminar, fuimos a la Catedral de Berlín. La entrada la compramos allí mismo y nos costó 7 euros cada uno. Después de contemplar el interior, subimos a su cúpula para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, ¡nos encantó!

Saliendo de la catedral,nos dirigimos hacia la Isla de los Museos, donde vimos sin entrar (por falta de tiempo) el Museo de Pérgamo (una de las colecciones de antigüedades más impresionante del mundo) y el Museo Nuevo.

Nuestra siguiente parada fue el Barrio Judío donde se encuentra Tacheles, el centro cultural alternativo más famoso de Berlín. Seguimos andando hacia Friedrichstraße, la calle de compras más famosa de la ciudad y llegamos a Gendarmenmarkt, una preciosa plaza con dos iglesias gemelas.

Al llegar allí, justo al lado en la Avenida Unter den Linden, vimos la Nueva Guardia, un precioso edificio que acoge la emotiva escultura de una madre con su hijo fallecido en brazos.

Ahí, ya era de noche y, terminamos nuestro día. Fuimos a cenar a Maximilian’s Restaurant y, pedimos el típico surtido de salchichas variadas (BayerischeWurstparade) que nos habían recomendado y, la verdad que no nos defraudó.

berlin 2

Qué ver en Berlín en tres días

DÍA 2: excursión a Campo de concentración de Sachenhausen

Hoy, madrugamos y fuimos a realizar la excursión al Campo de concentración de Sachenhausen. Reservamos la excursión aquí. Salimos a las 10:00 de la mañana en trende Alexanderplatz con nuestro guía Héctor y la verdad que el panorama fue desolador.

El guía lo hizo estupendo pues contó todo con el mayor tacto que pudo, pero la realidad allí fue muy dura. Aún así ya sabíamos a lo que íbamos. Es un campo de concentración, no podíamos esperar otra cosa.

Llegamos a Berlín sobre las 16:00 y, dado que estábamos al lado, subimos a la Torre de Televisión de Berlín. Os dejo el enlace para reservar las entradas. Obtuvimos unas vistas espectaculares de Berlín tanto de día como de noche dado que como estábamos un poco cansados, nos quedamos allí para recuperar fuerzas.

Antes de ir a cenar, queríamos volver visitar el paso fronterizo más conocido entre el este y el oeste, Checkpoint Charlie. Aunque no era nuestro caso, si tenéis tiempo, al lado se encuentra la Topografía del Terror y el edificio de la Luftwaffe.

Y, si tenéis aún más tiempo, nosotros nos quedamos con ganas de entrar al Museo del Muro del Checkpoint Charlie. Podéis reservar las entradas con antelación en este enlace. Cenamos en SheersSchnitzel, dado que a mí me encantan los shnitzely, había leído buenos comentarios de este sitio. Es un local pequeño, pero con shnitzel muy ricos y baratos. Tiene también otras comidas.

Berlin 3

Qué ver en Berlín en tres días

DÍA 3: hacia Postdam…

Hoy, madrugamos también y, fuimos a ver la ciudad de Postdam. Realizamos esta excursión.

Potsdam es, en mi opinión, una de las ciudades más bellas y señoriales de Alemania, es como un viaje al pasado, una combinación perfecta entre arte y naturaleza. Al igual que el día anterior, salimos de Alexanderplatz en tren hacia Postdam de la mano de nuestro guía y, en poco más de 40 minutos ya habíamos llegado a esta bella ciudad.

El guía nos fue enseñando los puntos más conocidos del centro histórico: los jardines y exteriores del majestuoso Palacio Sanssouci y sus famosos jardines, la Iglesia de la Paz y la Puerta de Nauen de Potsdam. Para seguir profundizando, nos acercarcó además hasta Iglesia de San Pedro y San Pablo, el Cementerio soviético y el Barrio holandés.

La visita terminó en torno a las 15:00 y, en ese momento, podíamos decidir si quedarnos un poco más o volver para Berlín.

Como era nuestro último día y nos quedaba una cosa importante por ver, decidimos volver a Berlín para ver el Palacio Charlottenburg. ¡Impresionante! Compramos la entrada en la puerta principal y, el Palacio nos gustó, pero sus jardines nos enamoraron.

Nosotros hicimos un “todo incluido” en el Palacio, pero, si no tenéis demasiado tiempo para visitar el palacio, al menos acercaros para verlo desde el exterior y recorrer sus preciosos y enormes jardines que son gratuitos.

Cenamos por esa zona en “La TiaRica”,es un restaurante chileno, con buenos platos. Aunque no es alemán, habíamos oído hablar de él y justo pasamos por la puerta y, teníamos mucha hambre dado que en Postdam apenas habíamos picado… por lo que entramos y, no nos defraudó.

Por la noche, dado que era nuestro último día, realizamos el Pub Crawl, que estuvo bastante bien. Lo reservamos aquí. Rubén tenía un interés especial en hacerlo😉  y, es cierto que lo pasamos muy bien y, había un montón de gente. No obstante, me quedé con ganas de hacer el free tour de misterios y leyendas en Berlín. Lo podéis reservar aquí.

Berlin 4

Qué ver en Berlín en tres días

SI TIENES MÁS DÍAS PARA TU VIAJE…

nosotros te podemos recomendar también las siguientes actividades:

Y si queréis ampliar toda la información sobre el destino, os recomendamos nuestras guías de cabecera, os dejamos el enlace de AMAZON.

Si ya has estado en esta ciudad, puedes encontrar otros destinos recomendados haciendo click aquí.

Reserva ofertas hotel

¡Compartir!